Hortaleza Periódico Vecinal

Gas Natural, penosa y alarmante tensión para Manoteras

El Pleno de Hortaleza aprueba una propuesta vecinal para soterrar los tendidos y torretas del barrio, sacar de los edificios de viviendas los centros de transformación y desmantelar la subestación eléctrica


 Última hora
  • Hortaleza Green Fingers, proyecto elegido para crear la plaza cívica del distrito Los hortalinos y las hortalinas deciden aprobar la remodelación de la parcela sita a las instalaciones del Comité Olímpico Español para convertirla en la Plaza Cívica Mar de Cristal, y el proyecto elegido para darle vida es Hortaleza Green Fingers, con un 45,99% de los votos emitidos...
  • Sin noticias de la Agencia de la Vivienda Social La solicitud de cesión del local de la asociación vecinal Manoteras, sobre el que pesa una amenaza de desahucio, sigue sin respuesta por parte de la Comunidad de Madrid, mientras se acumulan los recibos de una deuda asociada a un contrato desestimado desde el 2012...
  • Apoyo al banco de alimentos de la asociación vecinal Canillas La asociación vecinal Canillas ha celebrado una jornada de puertas abiertas para dar a conocer la labor de su Banco de Alimentos, que se nutre de recogidas voluntarias como la que ha realizado el pasado 30 de septiembre 13 Ovejas Negras, la nueva tienda de tatuajes del barrio...
  • El gimnasio de los Paúles, a los tribunales El Tribunal Superior de Justicia de Madrid admite a trámite un recurso contra el proyecto aprobado por el Ayuntamiento, que contempla el derribo de varios edificios centenarios de Hortaleza...
  • Valdebebas despliega la bandera de España “más grande de la historia” El promotor inmobilario César Cort, presidente de la Junta de Compensación de Valdebebas, instala una bandera del tamaño de dos campos de tenis en uno de los edificios que construye en el nuevo barrio...

Gas Natural, penosa y alarmante tensión para Manoteras

Las obsoletas instalaciones eléctricas condicionan el barrio de Manoteras / Foto Montse Blanco

Gas Natural, penosa y alarmante tensión para Manoteras
abril 24
19:46 2017

No se trata de una cuestión estética ni de un capricho. Es un tema de salud pública. Así se pronuncia Cristina Keller, portavoz de la asociación vecinal de Manoteras: “Los vecinos manifiestan la existencia de un elevado índice de afectados por enfermedades diversas, asociadas a la influencia de estos campos [electromagnéticos], tales como cáncer (también en niños), depresiones, anginas de pecho, insomnio, ictus, infartos, falta de concentración, fatiga, irritabilidad, migrañas y problemas cardiovasculares, entre otras dolencias”.

¿QUÉ SE DENUNCIA?

Por ello se ha denunciado, además del cableado visible, la existencia de, al menos, seis centros de transformación de electricidad de Gas Natural Fenosa soterrados en edificios de viviendas. En la mayoría de los casos, protesta el vecindario, “están en situación de ocupación ilegal, carecen de licencia (actividad, uso, cesión por parte de los propietarios…)”, además de que no están registrados con escrituras de propiedad, pero disponen del espacio “sin pagar a las comunidades de propietarios durante más de 40 años ni asumir impuestos, IBI o catastros”.

La denuncia vecinal también hace referencia a las irregularidades que se permite la eléctrica, como “alojar en el mismo espacio, con ánimo de lucro, a otras empresas como Vodafone…, ¡y sin el consentimiento de los propietarios!”, declara un vecino del 187 de Cuevas de Almanzora, uno de los bloques afectados por el soterramiento que, ya en el 2014, denunciaron la situación con 22 firmas de los 12 pisos.

En aquellas fechas, la Fiscalía recibió las declaraciones de los vecinos del inmueble tras el fallecimiento de tres personas en dos años y los ruidos y vibraciones que la subestación producía. Hubo casos en los que se estuvieron medicando por vértigos y acúfenos cuando, en realidad, se trataba del ruido que todos tenían que soportar. Esto ha venido provocando “dolores de cabeza, ansiedad y problemas de concentración, insomnio…”, algo que Julián y Ana, especialmente, se esfuerzan en explicar, pues son quienes residen en el bajo que hay sobre la subestación.

PRIMEROS PASOS

El apoyo del Pleno, que aprobó la propuesta vecinal el pasado mes de diciembre, ha supuesto un rayo de esperanza y también la visita del doctor Alejandro Úbeda Maeso, experto en campos electromagnéticos del Departamento de Bioelectromagnetismo del Hospital Ramón y Cajal y responsable de los estudios en radiación no ionizante del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (IRYCIS), quien, el febrero pasado, acudió al barrio junto a la asesora de la Junta Municipal. Pese a que se trataba de un primer encuentro no anunciado, un buen número de residentes se dieron cita sin que hubiera convocatoria alguna. La expectación fue grande, ya que se necesita un estudio para que la compañía eléctrica se sienta aludida.

¿QUÉ HAY QUE HACER?

Hay soluciones, comenta Cristina Keller, “como el retranqueo a zonas habilitadas a tal efecto y exteriores a los edificios”, lo que eliminaría “ruidos, vibraciones, trasiego de operarios, riesgo alto de incendio, emanación de gases y aguas residuales de la refrigeración del centro de transformación y exposición prolongada e incesante a campos electromagnéticos con las consiguientes enfermedades que conllevan”.

Según informaron en Gas Natural Fenosa se puede pedir el retranqueo, pero los costes, que ascienden a unos 60.000 euros por centro de transformación, deben ser abonados por la comunidad interesada. Por otra parte, según los vecinos, el Ministerio de Energía, Industria y Turismose desentiende completamente y se limita a decir que todo está correcto según las inspecciones que realiza periódicamente la propia compañía eléctrica cada tres años”.

Con indignación, Cristina explica que “todos los ciudadanos abonamos un canon en la factura en concepto de averías y mantenimiento que, por lo que se ve, no deberían cobrarnos”. Pero lo importante, como recuerda Cristina y recoge el reglamento, y lo primero es “la seguridad e integridad de las personas”, una norma básica cuyo cumplimiento pasa por la movilización, la búsqueda de apoyo e, incluso, un desembolso para que se lleve a cabo el estudio porque estos vecinos que conocen el problema saben que, con ello, les va la salud y la vida.

 

(Visited 597 times, 1 visits today)

Acerca del autor

Juan Cruz

Juan Cruz

Artículos relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios aún

Por ahora no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Ya disponible nuestro nuevo número

Ya disponible nuestro nuevo número

Síguenos en las redes sociales



Lo más popular de la semana




x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →